Aplicaciones de modelos ecológicos en la gestión de recursos naturales

Juan A. Blanco

Resumen


Los modelos ecológicos son simplificaciones de la realidad. Están diseñados para explorar y analizar algunos aspectos del ecosistema real que tratan de emular. Los ecosistemas son entidades complejas, y la gestión de recursos naturales es una compleja actividad social, política, económica, biofísica y de gestión. La gestión de recursos naturales sostenible y con múltiples objetivos supone la aplicación de conocimiento de ciencias biológicas, ecológicas, terrestres, atmosféricas, económicas, sociales y de ingeniería. Esto hace a la gestión de recursos naturales una de las actividades más complejas de la actividad humana.

Las decisiones que se toman en relación a la conservación de recursos naturales suelen enmarcarse en grandes escalas temporales y espaciales, y están avocadas a una gran incertidumbre a menos que esta complejidad sea adecuadamente tratada. Son de conocimiento común los peligros actuales concernientes al cambio climático, ambiental y social a menos que la complejidad de los ecosistemas y sus interacciones con los sistemas económicos y sociales sean incorporadas en los procesos de decisión. Cada vez se está reconociendo de una forma más universal la existencia de un futuro incierto, más allá de los límites de la experiencia en la gestión de recursos naturales en la época moderna. El uso de modelos predictivos basados en el conocimiento constituye a menudo la mejor forma de apoyar la toma de decisiones.

Tradicionalmente, los modelos se han enfocado en un objetivo específico y concreto. Los modelos se han desarrollado generalmente para realizar predicciones de un único valor o para un grupo limitado de valores (por ejemplo: crecimiento de árboles, regímenes hidrológicos, hábitat faunístico, oportunidades recreacionales, etc.). Este tipo de decisiones en la gestión de recursos naturales que se enfocan en un único valor a manejar son con frecuencia hechas en la ausencia de consideraciones adecuadas en los efectos de la gestión en otros valores del ecosistema y a escalas temporales más largas que las del propio plan de manejo. Únicamente con un manejo ecosistémico verdadero es posible encontrar consideraciones del efecto global en el ecosistema de decisiones que afectan a un único valor a manejar. Para poder realizar esta integración, es necesario el uso de modelos ecológicos en la gestión de recursos naturales.

Un modelo ecológico es un sustituto de un sistema real, y se utiliza para facilitar el trabajo al reducirse las escalas espaciales y temporales que se necesitarían si se intentara trabajar con el sistema real de forma directa. Los modelos son útiles porque ayudan a los usuarios a aprender cómo funciona el sistema real. En el nivel más básico, la modelización ecológica es simplemente un proceso para pensar de forma sistemática sobre un problema. La modelización en la gestión de recursos naturales supone la organización de datos, asunciones y conocimiento relacionado con un propósito práctico. Los modelos se desarrollan para generar conocimiento y facilitar la comunicación con el objetivo de mejorar el manejo del sistema natural. Los modelos ecológicos pueden ser puramente cualitativos (modelos conceptuales), muy cuantitativos (modelos matemáticos que utilizan ecuaciones para representar la interconectividad entre los componentes del ecosistema) o una mezcla de los dos.

El mayor reto en la gestión de recursos naturales ha sido el desarrollo de modelos que sean tan simples como sea posible pero tan complejos como sea necesarios para incorporar de forma adecuada la complejidad ecológica y socio-económica del ecosistema manejado. Los datos de salida de tales modelos deberían será lo suficientemente extensos como para proporcionar una base para la evaluación del modelo y permitir comprender cómo han sido generadas tales predicciones basadas en el conocimiento científico disponible, pero a la vez deberían ser lo suficientemente simples como para que puedan ser utilizados por los gestores u otro tipo de colectivos. Sin la complejidad adecuada, las predicciones de las posibles consecuencias de cambios en las políticas o prácticas de gestión de los recursos naturales serán una mera ilusión.

Los gestores de recursos naturales cada vez se apoyan más en modelos dinámicos complejos que puedan ser utilizados para generar opciones creíbles para una mejora de la gestión. Sin embargo, el uso de estos modelos debe ser relativamente simple para que puedan ser usados de forma práctica fuera de los círculos académicos. Este reto crea la necesidad de generar nuevos modelos ecológicos para apoyar la gestión de los recursos naturales que puedan analizar distintos escenarios de gestión, cambios ecológicos y socio-económicos, y que a la vez sean fáciles de usar y comprender. Muchos de estos nuevos modelos están siendo generados a lo largo de todo el mundo, pero con frecuencia su descripción y ejemplos de aplicación se reproducen en círculos académicos  y técnicos, que frecuentemente utilizan inglés como la lengua de trabajo.

Este libro pretende ser una primera recopilación en castellano de ejemplos de modelos desarrolladores y aplicados en la gestión de recursos naturales desarrollados en España, Latinoamérica y el resto del mundo. El objetivo es proporcionar bibliografía escrita en castellano con rigor científico-técnico, pero escrita de una forma amena y sencilla para que pueda servir como introducción al mundo de la modelización para técnicos, gestores y estudiantes. El formato “Acceso Abierto” (Open Access) también ayudará a facilitar el acceso a la información más actual sobre el uso de modelos ecológicos en la gestión de recursos naturales a personas y entidades que no tienen la facilidad de acceder a esta información al no estar integrados en el mundo académico.

Palabras clave


modelos ecológicos, recursos naturales

Texto completo: PDF

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.



OmniaScience, 2011-2019 - www.omniascience.com